1 de enero de 2009

"Glaciers melting in the dead of night"

Nuevo año, ¿vida nueva? A ver si con este comienzo cambio algunas cositas por aquí, algunas cositas por allá. Lo único bueno que le encontré por el momento es que la fecha no le tapa la cara a Alex de fondo de mi celular.

Y que hoy vi la película de algo que me apasiona desde hace más de un año casi y medio. Sí, de Twilight, porque me rehúso a decirle Crepúsculo (para mí siempre fue Twilight, la conocí como Twilight, la leí como Twilight - en inglés, por supuesto - y la vi como Twilight). Y ahora mi hermana y Mariana están obsesionadas con el tema. Claro, a mi no me dieron mucha bola todo este tiempo que les vengo insistiendo con el tema. Bastó que vieran a la versión media inválida de Robert Pattinson como Edward Cullen para que cambiaran de parecer, naturalmente.

Ya tendría que ir reservando entradas para alguna otra función la semana que viene antes de irme. La quiero ver de nuevo, ¡ya! Aunque obviamente no voy a ir a la primera función, la más cara, el día del estreno, jaja. Un miércoles antes de las cuatro de la tarde, con tal de que sea a las 11 de la mañana, pero una vez más.

Me fuí a leer Breaking Dawn de nuevo.