30 de mayo de 2009

"Ya no duele y no va a doler"

Oops, creo haber prometido no cambiar el diseño de Deliciae. Mmm, no me acabo de fijar en entradas antiguas y nunca dije eso, dije que iba a tratar de hacerlo durar, y si habrá durado... el look antiguo permanecía desde el año pasado más o menos.

Pero no es sólo un tiempo de cambios, sino de el inicio de una nueva etapa. Y sí, yo no puedo medir el tiempo si no es con él, sus idas y vueltas, como base de medición. Los primeros seis meses del año fueron suyos, pero ya es momento de que lo deje atrás (ya se, ya se, siempre digo lo mismo y nunca lo hago). Pero no más. Dale Ami ponete las pilas, es hora de superar esas pequeñas boludeses.

La verdad no se como voy a enfrentarme en un futuro con problemas serios, si me ahogo en un vaso de jugo que ni siquiera está por la mitad, cuando me tiren al océano muero a las dos brazadas... uhm, interesante.

Nevermind mis problemas por el momento. La semana que viene empiezo a trabajar. YAY! Los pobres niños sufrirán al tenerme a mi como profesora de inglés, mwahahaha! No mentira, yo soy un pan de Dios, lo que no se si es tan buena es mi paciencia. Estos chiquillos me lo harán saber en un par de días.

Y hoy tengo la gran fiesta gran! De disfraces por supuesto. Mucho no me gustaba la idea de disfrazarme, pero todo cambió cuando vi el disfraz que voy a usar hoy a la noche (y que por cierto, será mi ruina). Niña cowboy, con panza y piernas al aire, a la cruel intemperie de esta fría tarde que luego se convertirá en una congelada noche. ¿Qué más da? ¡Nada como una buena fiesta!