22 de agosto de 2009

"En un instante puedo ver que tu eres cuanto yo soñé"

Hacía ya rato que no dejaba mi huella por estos pagos. Debe ser o que no me encontraba inspirada para hacerlo o que no tenía la voluntad. La verdad no tengo la certeza como para confirmar la causa por la cual Deliciae se encontraba en tal estado de abandono.

Tampoco tengo mucho para contar. O sí, quizás. Muchas cosas que andan rondando mi cabeza pero que no me siento con la necesidad de escribirlas. No puedo sacarlas de mi mente, literalmente. No puedo ni borrarlas ni transferirlas. Ni siquiera mencionarlas. Y probablemente sea mejor así.

Por suerte, o no, depende de que lado se lo vea, en aproximadamente 22 días me estoy yendo a Bariloche de viaje de egresados. Estuve esperando casi toda mi vida para este ansiado momento, pero no puedo encontrar la emoción suficiente como para alegrarme. ¿Será que no es el momento adecuado?

A veces quisiera que las cosas este año se hubiesen dado mucho más lentamente y con muchas menos complicaciones y diferencias, pero las cosas se dieron de esta manera y tengo que aprender a sobrellevarlo.

Me gustaría que las cosas fueran como las soñé en algún momento. Todavía hay tiempo a que así suceda. Ojalá se cumpla.

3 comentarios:

¿Lesbiana? dijo...

A veces se sueñan tanto las cosas que no son como se espera. Pero creo que son mejores, porque son reales.

Jorge Ampuero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jorge Ampuero dijo...

Acompaña tus sueños con la fe correcta y verás que se hacen realidad. Ahora bien, cuál es la fe correcta?. Si encuentras Jeremías 33:3 y Juan 14:6, de seguro que empiezas a encontrarla.

Saluditos...