13 de junio de 2010

"No tengo palabras para darte, es verdad"

Por miedo a lo nuevo, por prejuicio, por aparentar, por ilusa, por idiota, me pierdo pequeños detalles que podrían significar algo enorme. El problema es que ME DOY CUENTA MUY, MUY TARDE. Esa es la historia de mi vida.

Me cansé de escribir acá todas cosas tristes, profundas, cursis, y totalmente emo porque sé que esa no soy yo. Yo soy feliz, o al menos creía serlo. Quiero poder sentirme viva y alegre una vez más, pero creo que la culpa la tiene el otoño, y hasta mismo el invierno, con sus grises y sus melodías tristes y apagadas. Yo necesito color, calor y canción para resurgir. Ya vendrán tiempos mejores...